x

Estonia

Hungary (Lab)

Italy

Latvia

Lithuania

Luxemburg

Poland (Lab)

Portugal (Lab)

Romania (Lab)

Spain (Lab)

Switzerland (Lab)

Turkey (Lab)

Albania

Bosnia & Herzegovina

Croatia

Denmark

Egypt

Kosovo

Macedonia

Montenegro

Serbia

Slovenia

Sweden

Ukraine

United Kingdom

Blog

El 5 de julio de 1996 científicos del Instituto Roslin de Edimburgo (Escocia) anunciaron que la oveja Dolly había sido clonada, siendo el primer mamífero clonado. Un récord no solo por el hecho en sí mismo, sino porque además hay que tener en cuenta que este pequeño animal fue el sobreviviente a nada menos que 277 intentos de clonación. La célula por la cual se clonó a la oveja provenía de una glándula mamaria de un animal adulto.

Esta técnica pionera implicaba la transferencia del núcleo de una célula adulta a un óvulo no fecundado al que se le había desprovisto de su propio núcleo. La oveja Dolly vivió cerca de siete años, fallecía a causa de una enfermedad pulmonar el 14 de febrero de 2003. El gran avance científico que hizo posible la clonación ha servido además como base para numerosas investigaciones de células madre, entre ellas, la actual en la que se centra parte del mismo equipo científico para tratar de frenar la pandemia por coronavirus. Previamente estos tratamientos han funcionado contra el cáncer y los científicos creen que puede hacerlo también con el Covid-19.

Es decir, los investigadores responsables de clonar a la oveja Dolly hace 24 años trabajan ahora en un posible tratamiento con células inmunes contra el coronavirus. Según citan en un artículo de La Nación, Angela Scott, parte del equipo de la clonación, junto a otros investigadores del laboratorio TC Biopharm, Edimburgo, lleva ya unos meses realizando ensayos clínicos para comprobar la eficacia de una terapia experimental desarrollada para acabar con las células infectadas con coronavirus.

 

El objetivo es multiplicar y trasplantar células de los pacientes inmunes a los enfermos de COVID-19. Según afirma el asesor médico estratégico, el doctor Brian Kelly, se trata de: 'desarrollar algo que ataque a las células infectadas y no a las normales'. A lo que añade: 'los pacientes que han luchado con éxito contra una infección viral, han expandido su propio sistema inmunológico y eso persiste después de eso para evitar que vuelvan a infectarse'.

A principios de julio recibían la aprobación para tratar a pacientes hospitalizados por dicha enfermedad. 

 

Fuente: 20 minutos, a 4 de abril de 2020