x

Estonia

Hungary (Lab)

Italy

Latvia

Lithuania

Luxemburg

Poland (Lab)

Portugal (Lab)

Romania (Lab)

Spain (Lab)

Switzerland (Lab)

Turkey (Lab)

Albania

Bosnia & Herzegovina

Croatia

Denmark

Egypt

Kosovo

Macedonia

Montenegro

Serbia

Slovenia

Sweden

Ukraine

United Kingdom

Blog

Las doctoras Sonia Herraiz, investigadora de la Fundación IVI-IIS la Fe y Nuria Pellicer, ginecóloga del Hospital la Fe de Valencia, han liderado el trabajo que ha logrado un embarazo en una mujer con fallo ovárico prematuro.

El fallo ovárico prematuro consiste en el cese de actividad de los ovarios antes de los 40 años, lo cual normalmente implica la falta de menstruación en las mujeres que lo padecen y la consecuente dificultad o imposibilidad para el embarazo. Según publica Moncloa.com, 1 de cada 100 mujeres de menos de 40 años padece fallo ovárico prematuro.

“Con esto buscamos desarrollar una técnica lo menos invasiva posible y estandarizarla para poder implementarla en todas nuestras clínicas y ofrecer a cualquier mujer que desee ser madre la posibilidad de conseguirlo, aun cuando sus circunstancias reproductivas sean desfavorables o clínicamente inviables sin intervención de la ciencia, como es el caso”, declara Herraiz.

Estudios anteriores se limitaban a introducir las células madre directamente en el ovario. Pero recientemente resultados preliminares obtenidos en este estudio sugieren que puede que no sea necesario introducir en el ovario las células madre. Las células y los factores que estas han segregado son capaces de llegar a través del sistema circulatorio. Lo que supone un proceso mucho menos invasivo y más sencillo de aplicar.

A día de hoy, ya son 3 los bebés logrados y 6 embarazos gracias a la técnica ASCOT de rejuvenecimiento ovárico. Esta técnica ha mejorado los biomarcadores de la función ovárica en el 81 por ciento de las pacientes y ya supone una realidad para estas mujeres, tanto bajas respondedoras como con fallo ovárico precoz.

El trabajo ha sido presentado en la última edición de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología. Lo que ha permitido ampliar la población de estudio, antes limitada a bajas respondedoras. Así se ofrece una posibilidad a este grupo de mujeres menores de 40 años con fallo ovárico prematuro que hasta ahora no tenían opción de gestar con sus propios óvulos.

 

Fuente: Moncloa.com, a 6 de Julio de 2020.