x

Estonia

Hungary (Lab)

Italy

Latvia

Lithuania

Luxemburg

Poland (Lab)

Portugal (Lab)

Romania (Lab)

Spain (Lab)

Switzerland (Lab)

Turkey (Lab)

Albania

Bosnia & Herzegovina

Croatia

Denmark

Egypt

Kosovo

Macedonia

Montenegro

Serbia

Slovenia

Sweden

Ukraine

United Kingdom

Blog

Un grupo de investigadores españoles de Ciclo Celular, Células Madre y Cáncer de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), liderado por el doctor Alberto Gandarillas, ha realizado un descubrimiento que aportan nuevas vías de pronóstico y de terapia contra el cáncer de piel. Este trabajo ha sido publicado en la revista 'Cell Death and Differentiation' y se ha llevado a cabo en colaboración con los grupos de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) liderados por Mariano Barbacid y Marcos Malumbres.

 

Investigadores españoles, contra el cáncer de piel

 

El cáncer de piel causa unas 12.000 muertes al año en España. Es la segunda neoplasia más frecuente y una de las principales causas de muerte por cáncer, que surge en una variedad de tejidos como la piel, boca, garganta, esófago o pulmón y que, por lo general, suele ser agresivo y de mal tratamiento. Gracias a este trabajo, realizado en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), se ha identificado un gen que permite que la piel funcione aunque esté expuesta de forma cotidiana al sol, sin que sus células mueran por apoptosis. El trabajo recoge la regulación molecular que hace posible esto, que las células de epitelios, como la epidermis de la piel, no mueran frente a agentes carcinógenos continuos como la luz solar.

Según publica Infosalus, el Doctor Gandarillas ha afirmado que la exposición continua de las células de la epidermis a la radiación solar provoca un daño en el AND, a pesar de que externamente no se manifieste por una quemadura o enrojecimiento de la piel. El Doctor, también se refirió al hecho del pelado de la piel a causa de la luz ultravioleta: 'no se da necesariamente por muerte celular, por necrosis o quemadura, sino por una acumulación del daño genético, pero seguíamos sin entender cómo o por qué las células de estos epitelios escapan de la apoptosis y consiguen mantener el tejido a pesar del impacto continuo en su AND'.

Las investigaciones ahora dejan ver cómo las moléculas que controlan la división celular protegen a las células epiteliales de la piel de la muerte celular frente al daño genético: 'Al eliminar el gen CDC20 las células de la piel morían. Genes como este permiten la existencia de estos tejidos, su renovación y su función a pesar de estar expuestos a mutágenos de forma crónica', concluye.

Fuente: Infosalus, a 2 de marzo de 2020