x

Estonia

Hungary (Lab)

Italy

Latvia

Lithuania

Luxemburg

Poland (Lab)

Portugal (Lab)

Romania (Lab)

Spain (Lab)

Switzerland (Lab)

Turkey (Lab)

Albania

Bosnia & Herzegovina

Croatia

Denmark

Egypt

Kosovo

Macedonia

Montenegro

Serbia

Slovenia

Sweden

Ukraine

United Kingdom

Blog

Gracias a los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos), se da a conocer en un reciente estudio cómo las células madre se convierten en células germinales, es decir, los precursores de óvulos y espermatozoides. Según se ha publicado en la revista 'Cell Reports', esto podría suponer un gran avance a la hora de generar células de óvulos y espermatozoides en el laboratorio contra la infertilidad. Te damos toda la información a continuación.

'Lo que queremos hacer es utilizar las células madre para poder generar células germinales fuera del cuerpo humano para poder superar este tipo de infertilidad', explica Amander Clark, autora principal del trabajo.

Los procedimientos que unen el óvulo y el espermatozoide en el exterior, tales como como la fertilización 'in vitro' o la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), pueden ayudar en muchos tratamientos para distintos tipos de infertilidad. Sin embargo, para hombres y mujeres que no producen espermatozoides ni óvulos, dichos tratamientos no son una opción viable.

'Con los óvulos y espermatozoides donados, el niño no está genéticamente relacionado con uno o ambos padres. Para tratar a los pacientes que quieren un niño relacionado genéticamente, necesitamos entender cómo hacer células germinales a partir de células madre, y luego cómo hacer que esas células germinales se conviertan en óvulos o espermatozoides', declara Amander Clark.

El subconjunto de células madre pluripotentes tienen el potencial de convertirse en casi todos los tipos de células, entre ellas, las células germinales que más tarde van a generar óvulos o espermatozoides.

Los investigadores dan a conocer la capacidad de producir células madre pluripotentes inducidas (iPS) a partir de células sanguíneas o de la propia piel de una persona.

Los ensayos muestran además una línea de tiempo para cuando se forman las células germinales, en primer lugar se diferencian de otras células del cuerpo y después constituirán otras células especializadas del cuerpo adulto. Los esfuerzos se enfocan ahora en tratar de maximizar el número de células germinales que se pueden llegar a crear.

Por otro lado, y según citan en el artículo de Infosalud, las células germinales provienen de dos poblaciones diferentes de células madre: células del amnios y células gastrulantes del propio embrión. Cuando los investigadores comparan los diferentes tipos de células hallan que los patrones de activación de genes son casi idénticos. 'Esto nos dice que el enfoque que estamos usando para comenzar el proceso de fabricación de células germinales va por buen camino. Ahora estamos listos para dar el siguiente paso de combinar estas células con células de ovarios o testículos', comenta otro de los responsables de la investigación.

Fuente: InfoSalus, 10 de Febrero del 2020