x

Estonia

Hungary (Lab)

Italy

Latvia

Lithuania

Luxemburg

Poland (Lab)

Portugal (Lab)

Romania (Lab)

Spain (Lab)

Switzerland (Lab)

Turkey (Lab)

Albania

Bosnia & Herzegovina

Croatia

Denmark

Egypt

Kosovo

Macedonia

Montenegro

Serbia

Slovenia

Sweden

Ukraine

United Kingdom

Blog

Un paciente con enfermedad de Crohn y fístulas perianales ha sido tratado con un fármaco con células madre donadas por otros pacientes. El paciente, tratado en el Hospital General de Elche, fue sometido a un tratamiento novedoso con células madre diseñado de forma personalizada para su situación. Se trata de una cirugía pionera con células madre para operar las fístulas perianales que padece. Dicho procedimiento solo se ha probado anteriormente con éxito en otros tres pacientes en dos hospitales españoles.

 

La doctora Mariana Fe García Sepulcre, jefa de servicio de Digestivo, explica que: 'son candidatos a esta terapia los pacientes con escasa o nula actividad intestinal de la enfermedad crónica pero en los que persista la fístula perianal compleja; es decir, máximo de dos orificios fistulosos internos y tres orificios externos'. El doctor Luis Sánchez-Guillén, del servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, añade: 'uno de cada cuatro pacientes con enfermedad de Crohn desarrolla este problema. Por lo que podría beneficiarse de esta técnica. Los especialistas consideramos que a lo largo del año una decena de pacientes podrían ser intervenidos mediante esta técnica. Ya se ha tratado, anteriormente y con éxito, a otros tres pacientes'.

 

Uso de células madre para tratar las fístulas perianales

 

El procedimiento con cirugía pionera con células madre para tratar las fístulas perianales de la enfermedad de Crohn consiste en inyectar un medicamento realizado con células madre extraídas de tejido adiposo de donantes a lo largo de la fístula perianal. Andrés Navarro, jefe de servicio de Farmacia, explica: 'este medicamento supone la primera terapia avanzada que se administra en el Hospital General Universitario de Elche. Es todo un cambio de paradigma en los tratamientos, ya que se utilizan células vivas. Es un medicamento vivo, que hay que manejarlo con precaución para que no se deteriore'.

Los responsables de la investigación afirman ir en buena dirección por lo que se podrá tratar a más pacientes en poco tiempo.

 

 Fuente: Diario Información, a  6 de marzo de 2020

 

boton blog v2